sábado, 21 de junio de 2014

Fin de fiesta / Beatriz Guido





Cuatro adolescentes huérfanos crecen a la sombra de su abuelo, un poderoso caudillo de Avellaneda que gobierna con la misma estrategia con la que domina su estancia; un político cuyo padre fue enviado por Roca a la Patagonia “para que coleccionara orejas de indios”.
Los eventos políticos y los sucesos familiares se van entrecruzando y demuestran que la violencia que se despliega en lo público también atraviesa la intimidad.

La historia retoma hechos reales como el atentado contra Lisandro de la Torre –quien denunciara el negocio de la carne–, el asesinato del senador Bordabehere, el golpe de 1943 y las terribles costumbres del gobierno conservador: el “fraude patriótico”, la corrupción policial, la tortura y persecución de los opositores, los prostíbulos y garitos como fuentes de financiamiento.

Publicada originalmente en 1958, Fin de fiesta es una novela familiar pero también una novela política que muestra de cerca uno de los períodos más oscuros del país: la década infame. Sobre el cierre, el relato detalla la caída de los conservadores pero denuncia a la vez los puntos de encuentro entre ese régimen y el nuevo modelo político: es 17 de octubre y uno de los personajes dice reconocer en Perón la misma voz de los viejos caudillos. 

Beatriz Guido nació en 1922. Hija de una actriz uruguaya y de un conocido arquitecto, creció rodeada de personajes famosos que visitaban su casa: Ricardo Rojas, Ortega y Gasset, Gabriela Mistral y Leopoldo Lugones, entre otros. Estudió filosofía en Roma, donde tomó clases con Benedetto Croce. Parte de su proyecto literario fue realizado junto a su pareja, el cineasta Leopoldo Torres Nilsson, con quien formó un sólido equipo creativo. Intensamente criticada por Arturo Jauretche y David Viñas, fue especialmente combatida por su abierto antiperonismo. 

Eugenia Almeida

Publicado en Ciudad X




No hay comentarios:

Publicar un comentario